Bocas del Toro, un paraíso de biodiversidad

Una leyenda local cuenta que en el siglo XVII el pirata Henry Morgan enterró su tesoro en una de las islas que hoy en día pertenecen a la provincia de Bocas del Toro. Pero para nuestro planeta, esta parte del país cuenta con una riqueza invaluable, y que se debe admirar y conservar: su biodiversidad.

Este archipiélago cuenta con más de 200 islotes, 50 cayos y 9 islas, además del territorio en tierra firme, para un total de 4.643,9 km2.

El Parque Nacional Marino Isla Bastimentos, el Parque Internacional La Amistad, el Bosque Protector de Palo Seco y el humedal de importancia internacional San San Pond Sak, son áreas protegidas que se encuentran en la región.

Isla Bastimentos

Este parque nacional fue creado en 1988. Al norte de esta zona protegida se encuentra Playa Larga, un lugar importante para la reproducción de las tortugas marinas.

Sus aguas son también hogar de una gran variedad de especies de corales, entre ellos, el mangle rojo y el mangle blanco.

FOTO: ALEXANDER AROSEMENA. COMPARSA DE BASTIMENTOS DURANTE LA FERIA DEL MAR EN BOCAS DEL TORO, ISLA COLON. SEPTIEMBRE 2010.

Según información del Ministerio de Ambiente, se han censado 68 especies de aves y 32 especies de mamíferos. De estos últimos, 13 son especies de murciélagos.

Habitan también 28 especies de reptiles, de las cuales 17 se encuentran amenazadas o en vías de extinción.

De las 13 mil 226 hectáreas que integran este parque, 11 mil 596 hectáreas son marinas.

La Amistad

También conocido como PILA, el Parque Internacional La Amistad se extiende por 207 mil hectáreas entre las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro.

En 1990, la Unesco declaró esta área protegida como Patrimonio de la Humanidad. El organismo destaca que el PILA ha facilitado el contacto entre la flora y la fauna de América del Norte y América del Sur.

El Ministerio de Ambiente señala que han sido censadas más de 400 especies de aves que habitan en el Parque Internacional La Amistad, entre ellas, está el ave nacional de Panamá, el águila harpía.

Una especie endémica que habita en este parque es el colibrí chispita de garganta luminosa (Selasphorus ardens), que destaca por su hermoso plumaje superior verde y cola negra con punta rojiza.

San San Pond Sak

En 1993 fue incluido en la Lista de Humedales de Importancia Internacional. Una lista creada a partir del convenio de Ramsar, que busca proteger y velar por el uso adecuado de los humedales.

En San San Pond Sak cohabitan diversas especies animales como los manatíes, tortugas marinas, tapires, mapaches, ñeques, monos, entre muchos otros.

El Bosque Protector de Palo Seco tiene una extensión estimada de 167,410 hectáreas, y en ellas usted podrá encontrar cedros, quira y almendro.

En estas tierras habitan especies endémicas como el periquito frentirrojo, el autillo serranero, la zorra ratón, y la Cryptotis endersi (especie de musaraña). Se encuentran también aves protegidas como el tinamú grande y la paloma escamosa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *