Diez razones por las que debemos reforestar nuestro planeta

La reforestación es una actividad destinada a repoblar áreas deforestadas por la actividad humana e incluso acción de la naturaleza. El proceso debe ser guiado por expertos, pues las especies sembradas deben ir acordes a la zona, causando el menor impacto posible para el entorno.

Según el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, la deforestación causa el 18.12% de las emisiones de carbono del mundo, pues son árboles que ya no absorben el CO2 para generar oxígeno.

Hoy, en Alerta Verde queremos presentarles 10 razones por las cuales debemos intensificar las actividades de reforestación del suelo.

  1. Es considerada por la ONU como la manera más fácil de luchar contra el cambio climático.

  2. Se crean barreras contra el viento que pueden impactar, por ejemplo, a los cultivos.

  3. La reforestación, además, ayuda a sensibilizar a las personas en la protección del medio ambiente incentivando el voluntariado.

  4. Los bosques son el hogar de alrededor del 80% de la biodiversidad terrestre. Al deforestar estamos acabando con el hogar de miles de especies y desplazando a otras. Por ello es importante reforestar en zonas especialmente estudiadas, y como se dijo anteriormente, con especies que no resulten invasivas.

  5. El uso de árboles frutales puede incluso beneficiar a las comunidades de escasos recursos al proveerles no solo oportunidades de alimentación, sino también de comercialización de los productos.

  6. La erosión es el desgaste de los suelos producido por los distintos procesos de la tierra. Algunas especies de árboles ayudan a detener este proceso, aumentando la fertilidad de los suelos.

  7. Incluso son una barrera contra el fuego. En la comunidad de Ames, España, esperan plantar en 2018 alrededor de 4 mil 200 árboles caducifolios para luchar contra los incendios. Estas especies son más resistentes a los efectos del fuego, por lo que frenan el avance de las llamas.

  8. Se regula el caudal de los ríos, pues los árboles reducen el flujo del agua de lluvia.

  9. En las ciudades, donde reina el concreto, los árboles, además de consumir el dióxido de carbono, ofrecen sombra y diversifican el paisaje.

  10. Los árboles ayudan a detener partículas de contaminantes (ceniza y polvo) que pueden causar daños a nuestros pulmones.

En Panamá, organizaciones de la sociedad civil y el gobierno han venido desarrollando la Alianza por el Millón, un pacto que prevé reforestar un millón de hectáreas en los próximos 20 años. Si quieres unirte a las actividades de voluntariado de esta alianza puedes ingresar a la página de la alianza.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *