Una alianza en pro del reciclaje

A mediados de 2015, la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon), en alianza con el Municipio de Panamá y la Cervecería Nacional, iniciaron en la ciudad capital el programa ‘Basura cero-cambia tu barrio’.

Este programa tiene como objetivo la recolección, clasificación y preparación para la venta de desechos generados en el hogar y que puedan ser reciclados; todo ello a través de un programa que ofrezca una oportunidad laboral a recicladores de base.

‘Basura cero cambia-tu barrio’ se inicio en 2015 con un piloto en el corregimiento de Bethania de la ciudad capital, e incluye una serie de etapas que van desde la sensibilización de la comunidad hasta la implantación total del sistema de trabajo.

En la sensibilización se indicaba a las personas lo que se iba a recoger. El proyecto está reciclando cartón, tetra pak, pet 1 y polietireno de alta densidad Estamos recibiendo también latas de aluminio.

Jenny Echeverría, directora de Educación Ambiental de Ancon, explicó que la barrera más difícil de romper fue convencer a las personas de que efectivamente los desechos que iban a depositar en los espacios respectivos iba a ser recogida, y no que se iba a acumular afeando los espacios. “En realidad en la alianza cada uno tiene su rol. Para nosotros [Ancon] el rol es la sensibilización y manejar el proyecto a través de un centro de acopio. La Alcaldía de Panamá hace toda la logística, ellos son los que hacen la recolecta”.

Una vez que el circuito es sensibilizado, a través de la Alcaldía se hacen convocatorias ciudadanas para presentar el proyecto y, de ser aprobado por los habitantes, se instala el ‘punto limpio’. “Nada se hace sin convocatoria a la comunidad. Todos deben estar de acuerdo, porque si no, no funciona”.

Luego de instalado el punto y con apoyo de la junta comunal, se comienza el proceso de divulgación y nuevamente sensibilización a toda la comunidad. Comienza entonces una campaña informativa que incluye medios de comunicación, páginas web y puerta a puerta.

Como explicó Echeverría, es un proceso continuo en el que a medida que se van detectando anomalías en el proceso, se toman las correcciones. Como ejemplo, señaló un inconveniente que han detectado en algunas comunidades, donde los vecinos no depositan los recipientes de uno en uno, sino que los colocaban en cartuchos. A partir de esto se implementó la colocación de monitores, que son personas miembros del movimiento de recicladores que visitan los distintos puntos limpios para orientar a los miembros de la comunidad en las mejores prácticas para hacer el reciclaje.

“Esa es la parte social dentro del proyecto” comenta Echeverría. “Generamos empleos dentro del proyecto, los capacitamos y ellos están enseñando a las personas que llegan al punto limpio a depositar sus materiales”.

El otro componente que maneja el proyecto Alianza Basura Cero-Cambia tu barrio es el centro de acopio. En este espacio manejado por Ancon también han dado empleo a miembros del movimiento de recicladores; ellos están encargados de la revisión de todo el material recibido y realizar la segregación. Este nuevo paso consiste en limpiar y clasificar en bolsas especiales todo el material entregado por los vecinos. Una vez se tiene el suficiente material, se vende a distintas empresas recicladoras.

Un cambio de vida

Echeverría destaca la labor social que implica la contratación de los miembros del movimiento reciclador como monitores y segregadores en los centros de acopio.

“Ese mismo trabajo lo hacen en las galeras de cerro Patacón, pero en una forma no tan higiénica. Ellos tienen su guante, su suéter, sus zapatos especiales y tapaboca. Nosotros les pagamos un certificado de salud a los que ellos tienen que ir no solamente si tienen un accidente, sino que si se sienten mal o están enfermos, pueden ir a unas clínicas especiales para que los atiendan”.

Cada uno de ellos pasó a ser un empleado del proyecto, y como tal reciben un pago por quincena, y ya no dependen de la recolección que puedan hacer en el Cerro Patacón. “El proyecto no es solo manejar residuos, sino también ayudar en la parte social a que ingrese un poquito de dinero (a la familia), y si tienen la oportunidad de estudiar también puedan estudiar”.

Cultura del reciclaje

“El reciclaje es lo último que tú haces en un programa de manejo de residuos sólidos. Lo primero que tú tienes que hacer es reducir”, refiere Echeverría, quien considera que primero debemos ser más consientes de la cantidad de basura que generamos día a día.

Sembrar la cultura del reciclaje en el panameño es un trabajo que debe comenzar desde la educación de los niños, para que cuando este “llegue a la edad adulta, pueda tomar buenas decisiones”. “Un adulto que no tiene la cultura es difícil que pueda tener una concienciación clara de lo que es el manejo de residuos”.

Actualmente, en Panamá es limitado el tipo de desechos que pueden reciclarse. “El 90% de los materiales que se producen se puede reciclar, pero en Panamá, como somos un país chiquito… no tenemos la cantidad de basura disponible para colocar una planta de reciclaje como debe ser”.

Por ejemplo, para el plástico existen siete tipos que se pueden reciclar. En Panamá, asegura Echeverría, pueden recogerse dos tipos: El tereftalato de polietileno (TEF) común en botellas de bebidas, agua, envases de aceite, entre otros; y, el polietileno de alta densidad (PEAD) que se utiliza en los cartuchos de compras, botellas de lácteos, suavizantes, etc.

Próximos pasos

Actualmente, Ancon está finalizando el desarrollo de la estructura de recolección en el corregimiento de Bethania, y espera en junio finalizar esta etapa para avanzar a otros sectores. “Hoy día tenemos sensibilizadas unas 6 mil personas en el corregimiento de Bethania, y tenemos la meta de sensibilizar aproximadamente a 15 mil personas” para finales de junio de 2017.

Para el éxito de este proyecto y su ampliación a otras comunidades se requiere no solo del aporte de conocimientos y logística que provee Ancon, sino también de la activa participación del gobierno local y la empresa privada. Esperan para agosto iniciar trabajos en el corregimiento de Tocumen.

En alianza con la Autoridad de Turismo y la Alcaldía de Taboga, Basura Cero- Cambia tu Barrio se trasladará también a la isla de Taboga. “Esa es otra metodología de trabajo porque allí el alcalde junto con la población tienen a Taboga limpia. ¿Cuál es el problema? Los visitantes que llegan”.

Ancon espera al mes de junio tener instalados entre 16 y 18 puntos limpios para que los vecinos del corregimiento de Bethania puedan llevar sus desechos debidamente separados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *